El infierno del escritor

Empezar a escribir es un infierno, porque sabes que vas a dejar mucho material por terminar, por corregir, por desechar.