¡Gracias por suscribirte!

Eduardo Martos

¡Gracias por suscribirte a mi boletín! La frecuencia de envío es de un email cada semana. Si quieres, puedes darte de baja cuando lo desees.

Espero verte pronto por aquí y recibir tus comentarios. También puedes encontrarme en Twitter y en Facebook.

¿Quién soy?

Me llamo Eduardo Martos y te doy la bienvenida a mi blog. Mi aspecto suele ser éste:

Eduardo Martos

Me gustan muchas cosas, pero este blog trata fundamentalmente de literatura, y no de noticias literarias o de opiniones personales sobre literatura (“las opiniones son lo más superficial que hay en alguien”, como decía Borges). Este blog trata de mis creaciones literarias, mejores o peores, pero íntimas. De todo aquello que me gusta contar, y no es poco.

Nunca he cosechado grandes éxitos con la literatura. De hecho, resuenan más los fracasos, como Lapso (aquí en formato eBook), ese libro autoeditado que nunca llegó a venderse más allá de la familia y los amigos más cercanos. Y no todos lo compraron. Pero volverá renovado y camino del best-seller (algún día). (De hecho, Lapso ha vuelto y está teniendo un éxito razonable.) O aquel blog de variedades literarias llamado El Aleph que cayó sin pena ni gloria. Sin embargo, le tengo mucho cariño a casi todo lo que escribo y no me apetece que se quede en un cajón hasta que me llegue la hora. Además, creo que nada de esto tiene sentido si no se comparte con los demás. El arte, en mi modesta opinión, es el instante mágico en que un espectador y una obra conectan y se produce un cambio, una transformación.

No es menos cierto que puedo contar algunas anécdotas interesantes, como que durante alrededor de siete años fui corrector y formé parte del equipo de redacción de la revista literaria Buhaira, donde trabé amistad con un grupo de buenos escritores que algún día, espero, sonarán mucho.

Así que, tras meditarlo no muy detenidamente y sacar un rato de donde no lo tenía, he decidido emprender esta nueva aventura.

El objetivo es muy sencillo. Quiero ser el Rick Castle español. No sé cómo escribe Castle, pero intuyo que no se parece en nada a mis obras, sobre todo porque nunca he sido capaz de terminar una novela. Salta a la vista que tampoco nos parecemos en el físico. Y por lo que he visto en la serie de televisión, somos caracteres dispares. Pero tenemos algo en común: nos gusta la buena vida. Así que, estimado lector, si quieres ayudarme a ser tan adinerado como Castle y que te invite a alguna de mis fiestas, léeme, critica mis obras, compra mis libros y comparte mi blog entre tus amigos. A cambio, prometo no venderme por una cifra que no tenga siete ceros, y si lo hago, intentar seguir manteniendo el tipo.

Bromas aparte, el único objetivo de este sitio (los humanos siempre nos empeñamos en buscarle sentido a todo) es compartir ideas, sentimientos y sueños con quien se quiera despojar un rato de la malsana prisa que nos azota hoy en día.

Hace tiempo solía usar la cuenta de Twitter @emartos, pero no tenía demasiado feedback, así que de momento está en estado de letargo. Si alguien se anima, podemos intentar traerla de vuelta a la vida. También puedes ver el trabajo que desarrollo junto a Isa, mi mujer, en FILHIN, nuestra locura fotográfica.

Por supuesto, eres libre de copiar los contenidos de este blog, difundirlos donde te apetezca y usarlos para crear obras derivadas, con la única condición de que respetes la licencia Creative Commons a la que he decidido acogerme. De hecho, no sólo te animo a que lo hagas, sino que te lo agradeceré si finalmente decides hacerlo, ya que de esa manera me estarás ayudando a encontrar lectores para mis obras.

Espero que disfrutes de tu visita.