Políticos

Si los políticos tuvieran la vocación de servicio que dicen tener, nos permitirían no elegir a ninguno de ellos y aceptarían sin resistencia que los mandáramos a todos a casa.