Desordenadas maneras

El jazz es una manera de sentir la vida. No sé si es la mejor, pero sí es la más deliciosamente desordenada.