Sombras

Directo al Infierno - Eduardo Martos
Directo al Infierno – Eduardo Martos

¿Acaso hay personas sin sombras? Todos, al llegar a cierta edad, ocultamos demonios en nuestro interior. Lo importante es que no les dejemos ganar la guerra que libran contra nuestra bondad.