Premios

Uno, a veces, gana concursos. Y cualquiera que se presenta a algo con intención de ganar (no, yo no soy de los que va a pasar el rato), se siente orgulloso cuando gana. Sí, vanamente, mezquinamente orgulloso porque todo es pasajero y demás, pero orgulloso al fin y al cabo. Así que ahí va la breve relación de mis premios literarios.

Es obvio que el 2000 fue mi año, y que según el patrón actual, el siguiente premio debería caer allá por 2028.