Fast books

Suelo tardar mucho en leer un libro. Me gusta disfrutar de cada matiz, de cada frase, imaginar una y otra vez las situaciones o los paisajes, buscar la voz del autor entre líneas. A veces, vuelvo a pasajes anteriores para releerlos.

Por eso no entiendo qué tiene de meritorio leer un libro como quien lee un folleto.